martes, 24 de marzo de 2009

HABILIDADES PERCEPTÚALES METODOLOGÍA PARA LA ENSEÑANZA Y LA APLICACIÓN DE JUEGOS - APRENDIZAJE Y ADQUISICIÓN DE DESTREZAS MOTORAS

HABILIDADES PERCEPTÚALES
METODOLOGÍA PARA LA ENSEÑANZA Y LA APLICACIÓN DE JUEGOS
APRENDIZAJE Y ADQUISICIÓN DE DESTREZAS MOTORAS


Con el desarrollo del deporte, evolucionan las concepciones teóricas del entrenamiento psicológico en la iniciación deportiva y con ella se hace necesario actualizar la planificación y dirección de las percepciones especializadas que son en cuestión la base fundamental de este trabajo. Durante las diferentes sesiones de entrenamiento, se habitúa al niño, realizar ejercicios en condiciones de disminución o aumento de estimulación sensorial, con el objetivo de buscar una mayor activación de los analizadores (visuales, auditivo, táctil, y cenestésico), los que facilitan la interiorización y exteriorización de las acciones y operaciones técnico - tácticas con las que se identifica el deportista. Estos reflejos en la conciencia del atleta, ocurren en forma de conocimientos y habilidades. Y es precisamente a través de este proceso psicológico que se puede lograr mejorar las percepciones, representaciones y específicamente el sentido del tiempo, el sentido de la distancia y el sentido del movimiento que influirán en la calidad, rapidez y creatividad de la técnica individual o estilo preferente de combate, de esta forma el sujeto puede fijar, retener y reproducir las imágenes integradas a los aspectos (temporo - espaciales) de cada acción técnica o táctica, es decir el mismo refleja con mayor nitidez las intenciones ofensivas y defensivas de los contrarios, autorregulando con mayor facilidad la conducción del combate.
A través de la evolución de la historia han sido diversas las tendencias y teorías de los juegos.
El propio desarrollo del hombre y del medio en que se ha desenvuelto ha obligado a cambios en el sistema educacional. En la etapa primitiva y en el esclavismo, gran parte de la educación se basaba en el juego y las actividades físicas, y de acuerdo con sus características, el juego se vincula especialmente al trabajo y a la preparación física.

El juego para el niño y el hombre es una actividad racional, es decir, un conjunto de actos racionales que están vinculados por la unidad del motivo. El juego, repetimos, es una actividad que pone de manifiesto una relación determinada de la personalidad con la realidad que la rodea.
El juego en el ser humano es el producto de la actividad en la que el hombre, transforma la realidad y modifica al mundo.
El carácter del juego en el hombre estriba en la actitud de transformar la realidad reproduciéndola.
El juego se realizó en la Edad Media, era patrimonio de los caballeros, quienes mediante estos adquirían una serie de habilidades y destrezas que le eran necesarias para su vida de guerreros agresores de la clase pobre a la que avasallaban.
En la Edad Moderna, eminentes pedagogos comprenden la importancia que tiene el juego para la educación de los niños y escriben otros relacionados con esta actividad.
A medida que la ciencia y la técnica han ido avanzando la Educación Física le ha dado más importancia a los juegos, ya que tienen una gran importancia en el desarrollo psico-físico de los niños y adolescentes, así como también los limitados físicos motores, que les ayuda a su rehabilitación y mejoramiento de sus capacidades.
El juego es uno de los medios ideales para crear en las personas normales así como limitados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada